Main content

  • La COP25 se celebró del 02 al 13 de diciembre en Madrid, España
  • Los eventos paralelos fueron una gran oportunidad para que comunidades indígenas amazónicas compartan estrategias para la acción climática global y hagan un llamado urgente para la protección de territorios indígenas y garantía de sus derechos colectivos
  • Poner #TodosLosOjosEnLaAmazonía es la exigencia de líderes, participantes y activistas indígenas

Agenda Indígena Amazónica en la COP25 | Foto: Tanja Brok, Hivos Eliana Rojas (Hivos), Gregorio Mirabal (COICA), Nará Baré (COIAB), Edilena Krikati (COAPIMA), Joenia Wapichana (Congresista Brasileña), Erisvan Guajajara (Mídia Nínja)

A través de una extensa agenda, la COP25 de La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, celebrada del 02 al 13 de diciembre en Madrid, ha sido el escenario para que gobiernos, actores políticos, activistas, organizaciones ambientales, organizaciones de derechos humanas, organizaciones indígenas discutan sobre la crisis climática y la necesidad de metas y compromisos más ambiciosos.

Los eventos paralelos de la COP25 -espacios diseñados para que organizaciones compartan conocimientos, desarrollen capacidades, establezcan redes y exploren opciones viables para enfrentar la crisis climática-, fueron fundamentales para que organizaciones indígenas como COICA, COIAB, COAPIMA, CONFENIAE, ECA Amarakaeri, compartan los desafíos, demandas y propuestas de las comunidades indígenas y locales de la Amazonía para la protección de sus territorios y conservación de la naturaleza.

“Soluciones basadas en la naturaleza, decisiones basadas en derechos”, “Todos los Ojos en la Amazonía: estrategias para la defensa territorial” y “Acción climática por la Amazonía” fueron algunos de los eventos organizados por dichas organizaciones, en los que hablaron sobre el rol de los pueblos indígenas en la defensa de sus territorios, y, cómo la tecnología y la innovación junto al conocimiento ancestral son claves para la adaptación y mitigación del cambio climático.

Durante el evento paralelo “Acción climática por la Amazonía”, Eliana Rojas, representante de Todos Los Ojos en la Amazonía[1] manifestó: “Los pueblos indígenas son indispensables para la protección de sus territorios y sus derechos. Combinando su conocimiento ancestral con el uso de tecnología innovadora (drones, celulares y sistemas de alerta temprana), campañas de comunicación y estrategias legales, podemos contribuir a salvar los bosques, combatir el cambio climático y las NDC (Contribuciones determinadas a nivel nacional), para avanzar en la reducción de la desigualdad, la promoción del bienestar y la protección de los recursos naturales.”

Coincidiendo con el desarrollo de la COP25, dos líderes indígenas del pueblo Guajajara en Maranhão, Brasil, fueron asesinados el 7 de diciembre, y otro más el 13 de diciembre. Solo un mes antes, un maderero mató a otro líder de Guajajara en su propio territorio. Ante dichos acontecimientos, Sônia Guajajara hizo una declaración pública: "Estos crímenes no son casos aislados, reflejan el odio que ha propagado la máxima autoridad del país contra nosotros, los pueblos indígenas". En los eventos paralelos, líderes indígenas de Ecuador, Perú y Brasil levantaron su voz exigiendo que se adopten medidas urgentes para que los derechos indígenas sean tratados como una prioridad y se respeten las vidas y la cultura indígenas.

Nara Baré, coordinadora de COIAB, destacó la importancia de la participación de los pueblos indígenas en las decisiones gubernamentales. "Los estados no pueden decidir sin nuestra participación", dijo. “Nuestros derechos deben garantizarse en acciones para combatir el cambio climático. El cambio climático no puede separarse de los derechos indígenas y humanos ".

Las mujeres indígenas son clave en la acción climática y la defensa de la tierra | Fotos: Tanja Brok, Hivos | Nara Baré (COIAB), Joenia Wapichana (primera mujer congresista indígena de Brasil) y Sônia Guajajara (APIB), hacen un llamado urgente a la acción en la COP25

La cogestión entre Estado y pueblos indígenas es posible

Un ejemplo de que el trabajo en conjunto con los gobiernos es posible, es la cogestión de La Reserva Comunal Amarakaeri en el Perú. Durante “Soluciones basadas en la Naturaleza, decisiones basadas en derechos”, Luis Tayori, en representación de ECA Amarakaeri - Ejecutor de Contrato de Administración de la Reserva-, habló sobre los beneficios de construir una relación de confianza entre el Estado y las organizaciones y comunidades indígenas, basada en la transparencia mutua y el intercambio de conocimientos: “No podemos salvaguardar los territorios solos, necesitamos otras culturas, otro conocimiento, tecnología”. Además, compartió el modelo de trabajo dentro de la Reserva, “gracias a nuestros aliados, [como el programa Todos los Ojos en la Amazonía], hemos fortalecido el trabajo de los guardianes del parque a través del uso de tecnologías como drones y teléfonos inteligentes; entendiendo cómo podemos combinar el conocimiento tradicional y técnico para salvaguardar estos territorios”.

La cogestión entre Estado y pueblos indígenas es posible | Foto: Nathalia Penton, DGM Global | Juan Carlos Jintiach (COICA), Renato Ríos (DRIS), (Eliana Rojas Hivos), Gregorio Mirabal (COICA), Fermín Chimatani (ANECAP), Luis Hidalgo (Gobernador de Madre de Dios, Perú), Berioska Quispe (MINAM), Luis Tayori (ECA Amarakaeri)

Tiempo de reflexionar y actuar

A medida que finaliza la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático, los países, organizaciones, activistas y líderes políticos de todo el mundo regresan a casa con la tarea de reflexionar sobre los aprendizajes y avances realizados; pero más importante sobre los pasos a tomar para dar respuesta a la emergencia climática.

"Actualmente nos enfrentamos no solo a una crisis climática, sino a una emergencia humanitaria en la Amazonía. "

-Carolina Zambrano, Program Manager Todos Los Ojos en la Amazonía

Como mencionó Carolina Zambrano, Program Manager de Todos Los Ojos en la Amazonía: “Actualmente nos enfrentamos no solo a una crisis climática, sino a una emergencia humanitaria en la Amazonía. Solo a través de acciones concertadas y de colaboración para la defensa de los derechos indígenas, podremos abordar ambos”. Es hora de poner #TodosLosOjosEnLaAmazonía y apoyar a las comunidades locales e indígenas para la protección de sus tierras y derechos en beneficio de la conservación de la naturaleza y la mitigación del cambio climático.


[1] Todos los Ojos en la Amazonía es un programa único que apoya a los pueblos indígenas y a las comunidades locales en su lucha contra la deforestación y la degradación del ecosistema. El Programa combina tecnología de punta como satélites, aplicaciones innovadoras y drones para detectar deforestación, degradación ambiental y violaciones de derechos humanos, registrarlos y eventualmente evitar que estos eventos continúen.