Main content

Serie de Webinars: Defender la Amazonía en tiempos de COVID-19: pueblos indígenas y estrategias colaborativas

La segunda sesión de esta serie de webinars de TOA (29 de abril) expuso la falta de preparación de los sistemas de salud en la región amazónica para proporcionar asistencia efectiva e intercultural a los pueblos indígenas en respuesta al COVID-19. Cómo la pandemia atenta contra el bienestar de la población indígena amazónica y qué medidas y estrategias alternativas existen para superar esta situación. 

En la ocasión, Tuntiak Katán, Líder de la Nacionalidad Indígena Shuar de Ecuador y Coordinador Adjunto de la Coordinación de Organizaciones Indígenas de la Cuenca del Amazonas (COICA), Frederica Barclay, antropóloga peruana especializada en salud intercultural y Presidente de Perú Equidad, y Alfredo Amores, director de salud del distrito de Cuyabeno - Putumayo, Ecuador, expusieron sus puntos de vista y sus perspectivas gubernamentales y no gubernamentales con un enfoque intercultural y de derechos, compartiendo ideas para enfrentar la doble vulnerabilidad que representa el COVID-19 para los Pueblos Indígenas.

Durante la conversación, moderada por Daniel La Torre, líder del Plan de Acción COVID-19 de Todos los Ojos en la Amazonía (Hivos), las siguientes acciones, desafíos, recomendaciones y recursos se compartieron en una conversación dinámica entre los panelistas y la audiencia, contribuyendo con ideas para fortalecer el enfoque intercultural de los sistemas de salud en la región amazónica.

Acciones

- Medidas de aislamiento y protección para la comunidad: las comunidades indígenas están promoviendo el aislamiento social y creando "límites de protección", bloqueando el acceso a carreteras y ríos para evitar la entrada de invasores en sus tierras, dado el riesgo de contagio de COVID19.

- Activismo digital: para superar la falta de compromiso de los gobiernos nacionales, las organizaciones indígenas están promoviendo varias iniciativas para recaudar fondos en apoyo a los pueblos indígenas y su respuesta al COVID-19, por medio de asistencia médica, equipos y sensibilización.

- Comunicaciones interculturales: las organizaciones indígenas han tomado la delantera en la producción de materiales de prevención en su idioma nativo, con recursos gráficos y de video, para hacerlos accesibles a más personas. Algunos ejemplos son los materiales producidos por ORPIO (Organización Regional de Pueblos Indígenas al norte de Perú), OPIAC (Organización Nacional de Pueblos Indígenas en Colombia) y COIAB (Coordinación de Organizaciones Indígenas de la Amazonía Brasileña)

- Defensa de la participación indígena en la formulación de políticas: el movimiento indígena está promoviendo un fuerte esfuerzo para defender la inclusión de sus representantes en la formulación de políticas y en la implementación de estrategias gubernamentales para abordar COVID-19 entre los pueblos indígenas. Su participación es esencial, ya que ellos son quienes realmente conocen la realidad en sus comunidades y cuáles son las demandas que deben cumplirse.

- Colaboración para fortalecer los sistemas de salud en la Amazonía: algunas organizaciones de la sociedad civil indígenas y no indígenas están trabajando con asociaciones y entidades gubernamentales para fortalecer la respuesta de salud en las poblaciones indígenas para COVID-19, centrándose en la realidad y las perspectivas de las comunidades indígenas. Por ejemplo, Hivos está desarrollando, en coordinación con las organizaciones locales, una "Ruta de la Salud Indígena de la Amazonía" en Ecuador, que identifica el paso a paso a seguir y las medidas que las comunidades deben tomar para la prevención, diagnóstico, muestreo y tratamiento; de manera georreferenciada. La Ruta indica los establecimientos de salud que atienden los casos de COVID-19, cómo llegar a estos establecimientos y cómo adaptar los protocolos de prevención y bioseguridad al contexto  de los pueblos indígenas.

- Infraestructura y servicios escasos en la Amazonía, especialmente en las zonas rurales: además del difícil acceso a los servicios y equipos de salud, la falta de profesionales de la salud y las pruebas de diagnóstico, la región amazónica también enfrenta otros obstáculos, como la baja conectividad y limitado acceso a la Internet en zonas urbanas y rurales. Estas condiciones plantean desafíos para proporcionar una respuesta oportuna a COVID-19, especialmente para las comunidades indígenas y rurales.

- Falta de políticas de salud interculturales: el movimiento indígena denuncia que, hasta la fecha, ningún gobierno en la región amazónica ha promovido o publicado protocolos de prevención de salud o información relacionada con COVID-19 en idiomas nativos, ni ha considerado la medicina ancestral y su prácticas como pautas de prevención de la enfermedad. Por otro lado, existe la preocupación de que la demanda de políticas interculturales se reducirá a la disponibilidad de información sobre prevención en lenguas indígenas, en lugar de expandir su enfoque en proporcionar protocolos de salud en su conjunto, a través de otros ejes importantes, como profesionales de salud indígenas.

- Escasez de pruebas de diagnóstico: la falta de pruebas de diagnóstico para COVID-19 también compromete la recomendación general de los movimientos y líderes indígenas en la región amazónica de que los indígenas urbanos regresen a sus comunidades. Sin pruebas de diagnóstico, las personas que necesitan trasladarse de sus comunidades a los centros urbanos en busca de suministros o cualquier otra razón, corren el riesgo de exponerse a la enfermedad, al igual que los miembros de la comunidad cuando estas personas regresan.

- Actividades ilegales y extractivistas en tierras indígenas: además de la amenaza que las actividades ilegales y extractivistas representan para las tierras indígenas, el hecho de que no solo continúen, sino que también hayan aumentado en algunas regiones, representa uno de los principales riesgos de el COVID-19 para los pueblos indígenas, especialmente para los pueblos indígenas aislados. La presencia ininterrumpida de trabajadores en las industrias extractivas y de infraestructura que trabajan cerca de tierras indígenas es un alto riesgo de contagio que no está siendo considerado por las autoridades de salud ni controlado por las fuerzas de seguridad.

- Participación activa de los movimientos indígenas en la formulación e implementación de políticas: las autoridades gubernamentales no solo deben comunicar sus acciones en respuesta a la emergencia de salud COVID-19 al movimiento indígena, sino también asegurar la participación de estas organizaciones en la formulación e implementación de programas y políticas de salud. 

- COVID-19 como una oportunidad para fortalecer la promoción de políticas de salud para los pueblos indígenas: las autoridades de salud deben proporcionar protocolos interculturales, traducidos a idiomas nativos, para abordar la complejidad específica de COVID-19 entre los pueblos indígenas. Además, las acciones deben considerar a los profesionales indígenas de la salud, que hablen idiomas nativos, para ayudar a las personas contagiadas con COVID-19 y también para desarrollar acciones basadas en el conocimiento ancestral sobre enfermedades respiratorias, cuando sea posible.

- Prepararse para una futura inmunización contra Covid-19: la región amazónica tiene una cadena de inmunización frágil. Por lo tanto, los gobiernos deben tomar medidas para fortalecer la cadena de vacunación en la región, para que los pueblos indígenas puedan tener acceso a la vacuna contra el coronavirus cuando esté disponible.

Recursos

A continuación, una lista de algunas campañas de recaudación de fondos promovidas por organizaciones indígenas destinadas a apoyar las subvenciones para una respuesta rápida a la prevención y atención contra COVID-19; alimentos y suministros médicos; comunicaciones de emergencia y evacuación; protección para los guardianes forestales; soberanía alimentaria y resiliencia comunitaria. 

- Fondo de emergencia para la Amazonía: una iniciativa regional coordinada por COICA y la Rainforest Foundation (EE. UU.). En coordinación con varias organizaciones de la sociedad civil, incluidos Hivos y el programa Todos los Ojos en la Amazonía.

- Campaña de recaudación de fondos APIB: una iniciativa brasileña liderada por la Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil (APIB).

- Apoyo a Amarakaeri (Yo me sumo a Amarakaeri): una iniciativa peruana dirigida por la Reserva Comunal Amarakaeri para la asistencia de las comunidades, contra el COVID-19, de los pueblos indígenas Harakbut, Yine y Matsiguenka ubicados en el sur de la Amazonía peruana.

- Fondo de Acción de Emergencia en la Amazonía del Ecuador: una iniciativa ecuatoriana dirigida por Alianza Ceibo, Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (CONFENIAE), Alianza Ecuatoriana de Derechos Humanos, de la Federación Regional Indígena de los Pueblos Kichwa (FCUNAE) y Amazon Frontlines.

Para obtener más información, comuníquese con: erojas@hivos.org